All posts tagged “desarrollo”

Desarrollo de software y el valor de la gente.

computadoras

En el ámbito del desarrollo de software tal vez un tema que está por demás comentado pero que no por eso deja de tener relevancia sea el papel de las personas y de su impacto brutal que tienen en el software. La gente es la que tiene necesidades, gente que recopila especificaciones y elabora un plan de acción, es gente la que desarrolla, gente que es usuaria del software, gente, gente y más gente. Todos involucrados de una u otra forma en un proyecto.

Y es que en los tiempos donde la alta competitividad nos fuerza a elaborar software con la mayor rapidez, la mejor calidad, la mejor eficiencia, el nacimiento de las metodologías ágiles han venido a alimentar ese monstruo de la “Agilidad”.

Pero si bien es cierto que no es necesario recurrir a innumerables test, pruebas o una prestigiosa empresa consultora, que la misma solución metodológica aplique y funcione para todos los casos que se presenten, porque al final eso solo nos convierte en “cumplidores” de la metodología sea-como-se-llame, y ese esfuerzo solo distrae de las tareas que realmente serían prioritarias, en vez de seguir o usar una metodología paso a paso.

Lo peor que puede pasar es que al no cumplir con los procesos, inmediatamente se piensa en que la metodología no tiene el nivel de detalle adecuado, burocratizando y haciendo cada vez más complicados las tareas.

Hay que entender que una organización quiera conseguir una predecibilidad en los resultados que sea escalable al resto de proyectos de misma: “si aplico esta estrategia probablemente la mayoría de los proyectos conseguirán buenos resultados”, y de ahí la intención de conseguir esa repetibilidad a través de los procesos.

Y es que si continuamos pensando de esta manera solo nos enfocamos en que las técnicas, las prácticas y las metodologías no funcionan y pasan a ser cambiadas como piezas desechables, considerando a las personas como únicamente instrumentos y ejecutores de las tareas y no al revés.

Es cuando nos damos cuenta que el punto central en el desarrollo lo hace la gente. Que si el responsable de cada tarea colabora y propone, que el solicitante tenga claro que quiere y que no, del equipo de desarrollo comprometido en comprender especificaciones, todo esto en un ambiente de interacción y colaboración, en donde las prioridades se pueden cambiar, en donde el espíritu de integración es más fuerte que el de independencia. Y es en ese momento que ninguna metodología, técnica y buena práctica puede superar al esfuerzo en conjunto, que si bien el uso de ellas puede ser un apoyo importantísimo, aun existiendo sin la gente es como una espada muy muy filosa pero al mismo tiempo muy pesada y sin la fuerza necesaria para empuñarla.

El éxito si bien no es 100% asegurado, al menos te da más confianza en alcanzarlo, ese es el truco, la gente aportando su valor al proyecto, porque el software necesita de ese esfuerzo, dedicación, energía por parte de todas las personas que participen en el. No todos funcionamos igual ni seremos igual de efectivos, pero si iniciamos un proyecto con esa idea, podemos sino garantizar que el proyecto llegue a buen puerto, al menos tendremos la certeza que todos nos esforzamos y pusimos una parte de nosotros en el.